TU SEGURIDAD ES NUESTRA SEGURIDAD

Instalaciones

La rápida detección del fuego y la utilización inmediata de los medios adecuados para su extinción son los factores fundamentales para la protección de vidas y bienes en caso de incendio.

PROBER SISTEMAS S.L.U. ha analizado y seleccionado cuidadosamente los materiales más avanzados de lucha contra el fuego existentes en el mercado para conseguir la máxima protección.

La protección contra incendios pretende en primer lugar proteger la vida humana y seguidamente los bienes, el entorno y evitar posibles daños mayores. La tarea más crítica es la de disponer de los medios suficientes para detectar, comunicar y acabar con el incendio.

El objetivo de la protección contra incendios es el de proporcionar un nivel de seguridad razonable frente al riesgo de incendio. Para ello es necesario limitar la aparición y el desarrollo de un incendio en cualquier área, reduciendo la necesidad de evacuación de los ocupantes, excepto de aquellos que se encuentren en el local en el que se origine el incendio.

Sistemas de deteccion

Sistemas automáticos de detección de incendios.

Se ajustarán a la norma UNE 23007. Las instalaciones fijas de detección de incendios permiten la detección y localización automática o semiautomática, accionando, opcionalmente, los sistemas fijos de extinción de incendios. Pueden vigilar permanentemente zonas inaccesibles a la detección humana. Las funciones del sistema de detección automática de incendios son:

  • Detectar la presencia de un conato de incendio con rapidez, dando una alarma preestablecida (señalización óptica-acústica en un panel o central de señalización). Esta detección ha de ser fiable. Antes de sonar la alarma principal, se debe comprobar la realidad del fuego detectado.
  • Localizar el incendio en el espacio.
  • Ejecutar el plan de alarma, con o sin intervención humana.
  • Realizar funciones auxiliares: Transmitir automáticamente la alarma a distancia, disparar una instalación de extinción fija, parar máquinas (aire acondicionado), cerrar puertas, etc. Los componentes principales de una instalación fija de detección son: detectores automáticos, pulsadores automáticos, central de señalización y mando a distancia, aparatos auxiliares: Alarma general, teléfono de comunicación directa con los bomberos, accionamiento de sistemas de extinción, etc
Sistemas manuales de alarma de incendios.

Constan de un conjunto de pulsadores que permiten provocar voluntariamente y transmitir una señal a una central de control y señalización, para que sea fácilmente identificable la zona en que ha sido activado el pulsador. La fuente de alimentación secundaria puede ser común a ambos sistemas (manuales y automáticos).

Sistemas de comunicación de alarma.

Permiten transmitir una señal determinada generada voluntariamente desde un puesto de control. La señal será audible (en todo caso, debiendo ser además visible cuando el nivel de ruido donde deba ser percibido supero los 60dB). Dispondrá de 2 fuentes de alimentación, pudiendo ser la fuente secundaria común (al sistema manual y al sistema automático) o de ambos.

Sistemas de deteccion de monoxido de carbono (CO2)

Ventilación forzada

El aire viciado del interior se desplaza a través de un conducto vertical por la fuerza del «tiro» que facilita un aspirador estático colocado como remate del conducto. El sistema de ventilación forzada que el usuario puede encontrar en su vivienda estaría formado por:

  • Conductos: Prestan su servicio de ventilación a todos los recintos situados en la misma vertical.
  • Rejillas: Facilitan entrada de aire viciado en los conductos.
  • Ejecutar el plan de alarma, con o sin intervención humana.
  • Aspirador estático: Elemento terminal del sistema, colocado sobre el conducto que sobresale de la cubierta.

Sistemas de extincion.

Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios.

Sus características y especificaciones se ajustarán a lo establecido en la Norma UNE 23500. El abastecimiento de agua podrá alimentar a varios sistemas de protección si es capaz de asegurar, en el caso más desfavorable de utilización simultánea, los caudales y presiones de cada uno.

Sistemas de hidrantes exteriores.

Los hidrantes exteriores serán del tipo columna hidrante al exterior (C.H.E.) o hidrante en arqueta (boca hidrante). Se trata de bocas para la toma de agua, subterráneas o de superficie, con alimentación a través de una red de agua a presión, válvula de accionamiento manual y una o varias bocas con racores. Están ubicadas en el exterior del edificio con la finalidad de luchar contra el incendio desde el exterior o alimentar otras instalaciones.

Extintores de incendio.

Las características técnicas y especificaciones se ajustarán al Reglamento de Aparatos a Presión y a su Instrucción Técnica Complementaria MIE-AP 5. Los extintores de incendios necesitarán antes de su fabricación o importación, con independencia de lo establecido por la ITC-MIE-AP 5, ser aprobados mediante certificación de organismo de control que posibilite la colocación de la marca de conformidad a la norma UNE 23110. Se emplazarán en lugares visibles y accesibles, próximos a los puntos donde se estime mayor probabilidad de iniciarse el incendio y a las salidas de evacuación.

Sistemas de bocas de incendio equipados.

Los sistemas de bocas de incendio equipadas estarán compuestos por una fuente de abastecimiento de agua, una red de tuberías para la alimentación de agua y las bocas de incendio equipadas (B.I.E.) necesarias. Estas pueden ser de 45 mm y de 25 mm. Las bocas de incendio equipadas deberán, antes de su fabricación o importación, ser aprobadas mediante certificación de organismo de control que posibilite la colocación de la marca de conformidad a la norma UNE 671. Instalación formada por una conducción independiente de otros usos, siempre en carga, con bocas y equipos de manguera conexos en diferentes localizaciones.

Sistemas de columna seca.

Estará compuesto por: toma de agua en fachada o en zona fácilmente accesible al Servicio contra Incendios (con la indicación de uso exclusivo de bomberos, provista de conexión siamesa, con llaves incorporadas y racores de 70 mm con tapa y llave de purga de 25 mm),Columna ascendente de tubería de acero galvanizado y diámetro nominal de 80 mm, salidas en las plantas pares hasta la octava y en todas a partir de ésta, provistas de conexión siamesa, con llaves incorporadas y racores de 45 mm con tapa, cada cuatro plantas se instalará una llave de seccionamiento por encima de la salida de planta correspondiente. Su instalación es obligatoria para edificios en altura.

Sistemas de extinción por rociadores automáticos de agua.

Son las instalaciones fijas automáticas más extendidas, porque en cierta forma engloban las tres etapas fundamentales de la lucha contra el fuego: detección, alarma y extinción. La instalación, conectada a una o más fuentes de alimentación, consta de una válvula de control general y de unas canalizaciones ramificadas, bajo carga, a las cuales se adosan unas válvulas de cierre, o cabezas rociadoras, llamadas "sprinklers", que se abren automáticamente al alcanzarse una determinada temperatura

Sistemas de extinción por agua pulverizada.

El agua en forma pulverizada se utiliza tanto en instalaciones semifijas como en instalaciones fijas, ya sean con accionamiento manual y/o automático, dotando a las lanzas o monitores de mecanismos susceptibles de transformar el agua a chorro en pulverizada.

Sistemas de extinción por espuma física de baja expansión.

Por su base acuosa son similares a las de agua. Pueden ser de tipo fijo o semifijo en función del riesgo, de su ubicación, etc. Para incendios en ciertos locales con acceso difícil por su ubicación, como los sótanos, se utiliza el método de extinción por inundación total mediante generadores de espuma de alta expansión

Sistemas de extinción para campanas de cocina.

Están desarrollados para funcionar de manera automática y autónoma, no dependiendo de ninguna fuente. Es adaptable con total comodidad a cualquier tipo de cocina existente o nueva. De fácil mantenimiento e instalación. Cubre íntegramente todos los posibles focos de incendio que se pueden dar en este tipo de cocinas, como, extractores, conductos, filtros y los diferentes aparatos de cocción (freidoras, planchas, fogones etc.). Tres son las partes fundamentales que componen el sistemas:

  • Componentes para la detección mecánica: fusibles térmicos, central de control mecánica y cable de acero con codos de polea.
  • Agente extintor: cuando se activa, la solución acuosa se descarga a través de boquillas difusoras situadas estratégicamente sobre los posibles riesgos de fuego.
  • Red de difusores de descarga: se colocan distribuidos mediante una tubería prediseñada en función de su caudal de descarga, cada tipo de riesgo posee una boquilla especifica con un determinado caudal.

Además de los componentes anteriores, se pueden incluir otros como: disparo manual, micro interruptor para señales eléctricas, válvulas de corte de gas, etc...

Sistemas autónomos de extinción de incendios.

El sistema es totalmente autónomo, no necesita dispositivos eléctricos ni mecánicos para su activación. La composición del tubo le hace apto ser usado en ambientes de suciedad, húmedos, con grasas, etc... Sus aplicaciones comprenden aquellas en las que el riesgo esta localizado en volúmenes pequeños y cerrados como cuadros eléctricos, cajeros automáticos, vehículos de transporte, náutica, etc... Hay dos tipos:

  • Extinción directa: En este caso el tubo se utiliza como detector y como vía de descarga del agente extintor.
  • Extinción indirecta: El tubo detecta el fuego y activa la válvula del contenedor de agente extintor, consiguiendo así que este fluya a través de las tuberías y difusores de descarga.
Sistemas de extinción por polvo.

El polvo seco, a pesar de ser un agente extintor excelente, es menos utilizado en instalaciones fijas de extinción, debido a las dificultades de conseguir una correcta vehiculación y una descarga uniforme. Cuando exista presencia constante de personal, puede recurrirse a un sistema semifijo con un depósito de polvo con presión auxiliar por botella de gas, al cual se adosa una manguera y boquilla especial.

Sistemas de extinción por agentes extintores gaseosos.

Estos sistemas estarán compuestos, como mínimo, por: mecanismo de disparo, equipos de control de funcionamiento eléctrico o neumático, recipientes para gas a presión, conductos para el agente extintor, conductos para el agente extintor.

Sistemas de evacuacion.

Planes de autoprotección

Nuestra experiencia nos permite proporcionar Planes de Autoprotección.

Un Plan de Autoprotección es un documento en el que se analiza y estudia cómo organizar el conjunto de medios humanos y técnicos con que cuenta un edificio o establecimiento para la prevención del riesgo de incendio, así como para hacer frente, en caso de una situación de emergencia, a la evacuación y posible intervención, por eso la importancia de que el Plan de Autoprotección sea conocido y participen en la implantación todos del “habitantes” del edificio.

El Plan de Autoprotección de un edificio cualquiera debe reconocer y valorar las condiciones de riesgo del edificio en general, y de las áreas y dependencias en particular, todo ello en relación con los medios de protección disponibles. Debe determinar los recursos humanos y los medios técnicos de protección disponibles, definiendo las personas y sus funciones para garantizar la prevención de riesgos y el control inicial de las emergencias que ocurran. Debe contemplar las diferentes hipótesis de emergencia y los planes de actuación para cada una de ellas, y la evacuación del edificio o áreas afectadas.

Asimismo, el Plan debe redactar normas de prevención para que el personal evite crear riesgos innecesarios, que una actuación incorrecta afecte a la disponibilidad de los medios de protección y, además, mentalizar a todos de la existencia de un riesgo real e importante.

Implantar un Plan de Autoprotección, le proporcionará un importante ahorro, tanto a nivel humano como económico, además de una mayor seguridad frente a los posibles siniestros.

Sistemas de evacuación
  • Señalización de vías de evacuación.
  • Señalización de equipos de protección.
  • Megafonía inteligente.
  • Compartimentaciones mecánicas RF.
  • Automatización de compuertas cortafuegos.
  • Autómatas para selección de cierres de puertas.
  • Aperturas de salidas de emergencia.
  • Cierre de puertas cortafuegos.

Circuito cerrado

Circuito cerrado de T.V

En la moderna arquitectura de control de los edificios actuales, la incorporación del circuito cerrado de televisión es indispensable. Entre las distintas cámaras y la imagen a presentar al operador se proponen una variedad de posibilidades dependiendo de la arquitectura del edificio, de la zonificación del mismo y de las posibilidades de control. Hoy los sistemas de vigilancia por circuitos cerrados de televisión dejaron de ser un sistema utilizado solo por grandes empresas, ya que debido a una reducción importante en los costos pasaron a ser elementos imprescindibles.

  • C.C.T.V ayuda a proteger vidas humanas. Permite darnos cuenta de: qué ha pasado, cuándo y dónde, pudiendo de esta manera enviar el personal cualificado para responder dicha emergencia con el equipo necesario para tal fin.
  • C.C.T.V reduce la posibilidad de que personas no autorizadas puedan acceder a informaciones confidenciales de la empresa o industria.

Permite observar áreas donde se manejan materiales o algunas maquinarias cuya acción puede causar daño físico e inclusive la muerte al personal que trabaja en dichas áreas (por ejemplo, lugares donde se manejan sustancias químicas, materiales radiactivos, sustancias con alto grado de inflamabilidad, etc...).

Galeria de instalaciones realizadas